Avda. Estación, nº 6 03005 Alicante – Telf. 965 98 89 00

La Diputación destina 250.000 euros para la creación Centro de Inteligencia Artificial que lidera junto a la UA y la UMH

El pleno de la institución aprueba la modificación presupuestaria para dotar esta primera partida con la que arranca este proyecto “estratégico” para el territorio

 

La Diputación de Alicante ha aprobado hoy la primera inversión, de 250.000 euros, que se destinará a la creación de un Centro de Inteligencia Artificial en la provincia, un ambicioso proyecto de innovación tecnológica y generación de conocimientos que la institución lidera junto a la Universidad de Alicante y la Universidad Miguel Hernández de Elche. El pleno provincial ha dado el visto bueno a una modificación presupuestaria para dotar esta partida económica con la que se dará cobertura al convenio con la UA para el desarrollo de la iniciativa.

 “Hoy iniciamos el camino para la puesta en marcha de este centro de trasformación digital, estratégico para el futuro del territorio”, ha destacado el presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, quien ha añadido que “estamos dando un paso importante, no solo para la recuperación inmediata del tejido productivo sino también para el cambio de cultura necesario que tenemos que impulsar en la provincia, todo ello de la mano del resto de administraciones”.

En este sentido, el presidente ha incidido en que “lo digital y lo verde se imponen como herramientas de recuperación y futuro”.

Precisamente, el refuerzo de las políticas medioambientales es el objetivo de la nueva convocatoria de ayudas, también aprobada hoy en el pleno con el apoyo de los grupos políticos Popular, Socialista y Ciudadanos y el voto en contra de Compromís, para la concesión a los ayuntamientos de vehículos eléctricos puro o etiqueta cero que soporten la carga de enchufe doméstico destinados a la prestación de servicios públicos.

Según ha explicado el diputado de Medio Ambiente, Miguel Ángel Sánchez, este nuevo programa está dotado con 2.751.000 euros -procedentes del remanente de tesorería- y los vehículos serán adquiridos por la Diputación de Alicante. Estos podrán ser utilizado por los municipios beneficiarios para servicios de seguridad y orden público, protección civil o recogida, eliminación o tratamiento de residuos. Una vez se publique la convocatoria en el BOP, los ayuntamientos dispondrán de un plazo de 20 días naturales para solicitar la ayuda no dineraria.

Desde la Diputación de Alicante queremos fomentar y potenciar la movilidad sostenible en nuestros municipios en el marco de la lucha contra el cambio climático y la Agenda 2030”, ha manifestado el responsable provincial, quien ha apuntado que se dará prioridad en las subvenciones a las localidades de menor población.

Por otra parte, en materia cultural, la Corporación ha respaldado por unanimidad la consignación de un crédito extraordinario por valor de 280.000 euros destinado a ayuntamientos de la provincia para impulsar la celebración de un Festival de Artes Escénicas Profesionales el próximo otoño. Se trata de una de las medidas planteadas desde el Área que dirige la diputada de Cultura, Julia Parra, para poner en valor y reactivar el sector tras el cierre de centros y actividades con motivo de la pandemia de coronavirus.

La también vicepresidenta primera ha destacado que “el objetivo es financiar medidas dirigidas a paliar las devastadoras consecuencias económicas que están sufriendo las empresas y profesionales vinculados a las artes escénicas como consecuencia de la crisis”, al tiempo que ha puesto en valor “la apuesta de la Diputación de Alicante por la cultura, que cada año realiza un gran esfuerzo inversor con el que se intenta paliar la falta de colaboración de la Generalitat”.

El pleno celebrado esta mañana también ha dado el visto bueno, de nuevo con el respaldo de todos los grupos salvo la formación nacionalista, la modificación y reajuste de anualidades del Plan de Obras y Servicios de 2019. El diputado de Infraestructuras, Javier Gutiérrez, ha defendido esta medida “con el fin de agilizar la recepción de las subvenciones por parte de los municipios y asegurar al máximo la ejecución presupuestaria”. Este punto ha incluido también la modificación de la financiación de las siete actuaciones incluidas en el plan especial de 2019 que se llevarán a cabo en Finestrat, Xàbia, Los Montesinos, Pego, Rafal, Redován y Tibi, con un importe global de 9,8 millones de euros, de los cuales la Diputación aporta 6,2 millones. Según Gutiérrez, “de esta forma damos seguridad a estos municipios, cumpliendo con los compromisos adquiridos por esta institución”.

Mociones y propuestas

En el apartado de propuestas y mociones, la corporación ha aprobado una moción presentada por los dos grupos del equipo de gobierno –PP y Cs- para instar al Gobierno de España a no apropiarse de los recursos de las entidades locales. El texto ha contado con el apoyo del Grupo Compromís, tras incorporase una enmienda presentada por su portavoz, Gerard Fullana, -en la que se solicitaba la eliminación del primer punto del escrito original- y el rechazo del Grupo Socialista.

La diputada de Hacienda, María Gómez, quien ha recordado que hoy se ha publicado el Real Decreto que establece el traspaso del superávit por parte de los ayuntamientos al Gobierno central tras el acuerdo con la FEMP –con el único voto favorable del PSOE-, ha manifestado el “absoluto y profundo rechazo” a esta medida.

Quieren apropiarse de los ahorros de los ayuntamientos, atacando la autonomía municipal”, ha criticado Gómez, quien ha acusado a los socialistas de “ir en contra del municipalismo” y de “romper de manera unilateral el consenso” que ha imperado en esta materia “durante toda la democracia”.

Por su parte, el portavoz de Cs, Javier Gutiérrez, ha manifestado el rechazo del equipo de gobierno de la Diputación “a cualquier medida destinada a esquilmar a nuestros municipios” y ha instado al Ejecutivo central “a escuchar las demandas de las entidades locales, que reclaman disponer del 100% de sus ahorros para destinarlos a paliar los efectos directos que esta epidemia ha tenido en favor de los vecinos”. “El Gobierno está comprometiendo el fortalecimiento de la administración municipal, su autonomía y suficiencia financiera al apropiarse de fondos con el pretexto de que no pueden gastarlos”, ha añadido.

Fullana ha recriminado, asimismo, a los socialistas que ahora apoyen “lo contrario a lo que siempre han pedido”, mientras que la portavoz adjunta del Grupo Socialista, Patricia Maciá, ha acusado al resto de formaciones de “no presentar una alternativa y desconocer el acuerdo”.

En otro orden de cosas, se ha acordado que la Diputación siga impulsando junto a las Cámaras de Comercio de Alicante, Alcoy y Orihuela la apuesta por la transformación digital de los sectores productivos mediante el programa InnoCámaras. El texto aprobado ha sido la enmienda presentada por los grupos del equipo de gobierno a la moción del Grupo Socialista en la que se pedía la puesta a disposición de pymes y autónomos de una línea de ayudas para proyectos de digitalización de empresas. El diputado de Desarrollo Económico, Sebastián Cañadas, ha defendido el cambio del texto original al entender que la gestión de las ayudas a través de la entidad cameral “era la fórmula más adecuada”.

Finalmente, la corporación ha respaldado por unanimidad un texto presentado por el portavoz de Compromís para instar al Gobierno a iniciar los trámites para conseguir las modificaciones necesarias en la Ley General de la Seguridad Social para casos de jubilación anticipada.

La Diputación aprueba que los grupos políticos presenten la contabilidad de las asignaciones recibidas

La Diputación aprueba que los grupos políticos presenten la contabilidad de las asignaciones recibidas

El pleno respalda por unanimidad la creación en 2021 de líneas de ayudas para colaborar en la gestión de residuos sólidos urbanos, tanto con los pequeños municipios como con las localidades de la Vega Baja

El pleno de la Diputación de Alicante, el primero presencial tras el estado de alarma, ha aprobado esta mañana, con el apoyo de los grupos Popular y Ciudadanos y la abstención de PSOE y Compromís, una moción en la que se requiere a todos los grupos políticos con representación en la legislatura 2015-2019 que presenten la contabilidad económica de las asignaciones recibidas.

La propuesta, realizada por el portavoz de Ciudadanos, Javier Gutiérrez, como enmienda a la totalidad a una moción de Compromís, pide a todos los grupos que “pongan a disposición de este pleno la contabilidad específica de la dotación económica recibida, justificando ante el mismo que los fondos recibidos se han destinado a sufragar gastos corrientes derivados de su funcionamiento, en conformidad con la normativa legal en vigor en cada ejercicio”. 

El también diputado de Infraestructuras ha asegurado que la moción inicial defendida por Gerard Fullana, en la que solicitaba requerir al Partido Popular la documentación de los gastos, “busca solo erosionar este gobierno, obviando que, gracias a la labor de Ciudadanos, por primera vez en la historia de esta institución todos los partidos representados han aprobado una ordenanza que realmente fiscaliza dónde va a parar el dinero de los contribuyentes”.

Por su parte, el portavoz del equipo de gobierno, Adrián Ballester, ha acusado a Compromís de “mentir y desinformar” y ha señalado que “la Diputación no tiene competencias para pedirle a un partido político un informe que ya ha fiscalizado el Tribunal de Cuentas”, órgano que, ha recordado, “nunca ha cuestionado y puesto en duda las transferencias del Grupo Popular de la Diputación al PP”.

Ayudas gestión residuos y profesionales fiestas populares

Durante la sesión plenaria, se ha acordado, asimismo, impulsar en 2021 una línea de ayudas para la gestión de los residuos sólidos urbanos para los municipios de menos de 5.000 habitantes, mancomunados o no de la provincia, con criterios objetivos como la población, la superficie, la densidad y el número de pedanías, favoreciendo, en todo caso, a aquellos que estén mancomunados y que realicen un mayor esfuerzo en la recogida selectiva y el reciclaje.

El acuerdo es fruto de una enmienda a la totalidad presentada por los grupos del equipo de gobierno a una moción de Compromís. El texto aprobado finalmente, con la abstención de los grupos de la oposición, plantea, además, una partida extraordinaria por parte de la Diputación de 164.000 euros para sufragar parcialmente el coste de este servicio a los ayuntamientos del Consorcio de Residuos de la Vega Baja, al tiempo que pide una aportación igual a la Generalitat para este mismo fin.

El diputado de Medio Ambiente, Miguel Ángel Sánchez, ha explicado que “esta propuesta mejora sensiblemente las ayudas para la gestión de residuos concedidas hasta la fecha, ya que los beneficiarios pasarán de 64 a 84 municipios”. 

La Diputación de Alicante también ha manifestado, a propuesta del grupo Socialista, su compromiso de apoyar a los artistas y colectivos vinculados a las fiestas populares de la provincia, que se han visto especialmente afectados por la crisis de Covid19. Además de crear una línea de colaboración económica, se ha aprobado instar al Consell a establecer un grupo de trabajo conjunto con el fin de garantizar el mantenimiento de las profesiones artesanas vinculadas con estas celebraciones.

Limpieza y seguridad

Los grupos de la Diputación también han dado el visto bueno esta mañana a los expedientes de contratación de los servicios de seguridad privada y de limpieza de los centros y dependencias pertenecientes a la institución provincial y otras entidades, contratos ambos que rondan los 9 millones de euros.

 Sobre el contrato de seguridad, el diputado de Contratación, Juan de Dios Navarro, ha destacado que “todos los criterios de valoración son objetivos y cuantificables”, entre ellos el menor precio, el número de vigilantes habilitados en nuestra provincia, la mejora de la capacidad de respuesta o cuestiones sociales como un mayor porcentaje de contratos indefinidos o un incremento del 5% sobre el convenio colectivo estatal del sector.

 El diputado de Conservación de Edificios, Alejandro Morant, también ha defendido la implementación y mayor peso de los criterios sociales y medioambientales incluidos en el expediente de contratación del servicio de limpieza.

En este sentido, ha señalado que se tendrán en cuenta “los aspectos tendentes a la mejora del medio ambiente, así como criterios sociales que incluyen la flexibilización de horarios y servicios que favorezcan la conciliación familiar, el apoyo a la obtención de recursos para la atención a menores o dependientes, la promoción profesional o la estabilidad en el empleo”.

Día del Orgullo

El pleno ha aprobado, finalmente, una declaración institucional firmada por toda la corporación con motivo del Día Internacional del Orgullo LGTBIQ. El texto, impulsado por la Federación Española de Municipios y Provincias, resalta que el Día del Orgullo “es una fecha para la visibilidad, la reivindicación y la esperanza”, al tiempo que reconoce el “papel insustituible” que juegan las entidades locales, con independencia de su tamaño, “como garantes de los derechos de libertad y de igualdad que rigen nuestro estado de bienestar”.

Es en el nivel local donde se construyen realidades y donde se despliegan medidas necesarias de sensibilización y cohesión, de atención integral de género y de antidiscriminación, accesibles a toda la población”, expone la declaración, en la que se insta, en este sentido, a condenar cualquier acto de violencia que tenga su origen en la orientación sexual y la identidad de género y a impulsar medidas específicas para el colectivo LGTBIQ e invertir en políticas a favor de la diversidad sexual y la no discriminación.

Pleno presencial

Los 31 diputados han participado en el pleno, por primera vez desde que se decretó el estado de alarma, desde el propio hemiciclo, que ha sido adaptado para garantizar la seguridad de los asistentes y las distancias necesarias, lo que ha obligado a utilizar las filas dedicadas a los medios de comunicación.

 

 

 

La Diputación designa de entre todos los grupos políticos a sus representantes para las mesas de trabajo del Plan de Reconstrucción de la Comunitat

La Diputación designa de entre todos los grupos políticos a sus representantes para las mesas de trabajo del Plan de Reconstrucción de la Comunitat

Seis por el Grupo Popular, cuatro por el Grupo Socialista, dos por Ciudadanos y uno por Compromís conforman la lista presentada por la corporación alicantina

Los grupos políticos de la Diputación de Alicante ya han acordado los nombres de los diputados que representarán a la institución en las mesas de diálogo impulsadas por el Consell para la reconstrucción de la Comunitat en las que participará también la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP).

Tal y como propuso en el pleno celebrado la pasada semana el presidente de la institución, Carlos Mazón, todos los grupos estarán en estas comisiones de trabajo en representación de la Diputación “defendiendo una posición única y consensuada previamente entre el equipo de gobierno y la oposición”.

De esta forma, la propuesta, que ya ha sido remitida a la FVMP, incluye un diputado del Grupo Compromís, dos de Ciudadanos, cuatro del PSOE y seis del Grupo Popular.

El portavoz de Compromís, Gerard Fullana, será el representante de la Diputación en la comisión de trabajo de Servicios Sociales, mientras que los diputados de Ciudadanos Julia Parra y Javier Gutiérrez han sido designados para el grupo de Educación, Cultura y Deportes y el de Mobilidad y Territorio, respectivamente.  

Por el Grupo Socialista, defenderán la posición de la institución alicantina Óscar Mengual, en la mesa de Vivienda, Toni Francés, en la de Innovación y Digitalización, Patricia Maciá, en la de Turismo, y Miguel Millana, en la de Despoblamiento.

La representación del Grupo Popular la ostentarán, por su parte, Ana Serna, en el grupo de diálogo de Agricultura y Medio Ambiente, Adrián Ballester, en el de Financiación y Fondos Europeos, Juan Bautista Roselló, en el de Salud Pública, Javier Sendra, en la mesa centrada en Seguridad, Emergencia y Protección Civil, Sebastián Cañadas, en la de Promoción Económica, y Juan de Dios Navarro, en la de Participación y Cooperación.  

 

 

 

 

        

Los grupos políticos de la Diputación de Alicante ya han acordado los nombres de los diputados que representarán a la institución en las mesas de diálogo impulsadas por el Consell para la reconstrucción de la Comunitat en las que participará también la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP).

Tal y como propuso en el pleno celebrado la pasada semana el presidente de la institución, Carlos Mazón, todos los grupos estarán en estas comisiones de trabajo en representación de la Diputación “defendiendo una posición única y consensuada previamente entre el equipo de gobierno y la oposición”.

De esta forma, la propuesta, que ya ha sido remitida a la FVMP, incluye un diputado del Grupo Compromís, dos de Ciudadanos, cuatro del PSOE y seis del Grupo Popular.

El portavoz de Compromís, Gerard Fullana, será el representante de la Diputación en la comisión de trabajo de Servicios Sociales, mientras que los diputados de Ciudadanos Julia Parra y Javier Gutiérrez han sido designados para el grupo de Educación, Cultura y Deportes y el de Mobilidad y Territorio, respectivamente.  

Por el Grupo Socialista, defenderán la posición de la institución alicantina Óscar Mengual, en la mesa de Vivienda, Toni Francés, en la de Innovación y Digitalización, Patricia Maciá, en la de Turismo, y Miguel Millana, en la de Despoblamiento.

La representación del Grupo Popular la ostentarán, por su parte, Ana Serna, en el grupo de diálogo de Agricultura y Medio Ambiente, Adrián Ballester, en el de Financiación y Fondos Europeos, Juan Bautista Roselló, en el de Salud Pública, Javier Sendra, en la mesa centrada en Seguridad, Emergencia y Protección Civil, Sebastián Cañadas, en la de Promoción Económica, y Juan de Dios Navarro, en la de Participación y Cooperación.  

 

 

 

 

        

 

Mazón ofrece a todos los grupos políticos participar en las mesas de diálogo del Plan de Reconstrucción en nombre de la Diputación

El presidente realiza esta propuesta durante el pleno celebrado esta mañana en el que se ha acordado reclamar al Gobierno una mejor financiación para la Comunitat

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, ha ofrecido a todos los grupos políticos de la corporación provincial, durante el pleno celebrado esta mañana, participar en representación de la institución alicantina en las mesas de diálogo impulsadas en el marco del “Acuerdo de la Reconstrucción de la Comunitat Valenciana”.

Con el fin de desarrollar esta propuesta, que ha sido acordada también con los presidentes de las Diputaciones de Castellón y Valencia a instancias del dirigente alicantino, se convocará próximamente una Junta de Portavoces para designar a los representantes de la Diputación en cada una de las doce mesas de trabajo planteadas.

Pretendemos que la participación de la Diputación en esas mesas no sea simplemente de los miembros del equipo de Gobierno, sino que haya, en nombre de los 31 diputados de la corporación, representación de todos los grupos políticos”, ha explicado Mazón, quien ha señalado que esta iniciativa responde al clima de trabajo conjunto y unanimidad alcanzado hasta la fecha para impulsar medidas destinadas a hacer frente a la crisis del Covid19.

La designación del representante se hará en base a “especialización, vocación o representatividad, con independencia del color político, para, de esta forma, poder participar todos en nombre la corporación en las distintas comisiones”, ha avanzado el presidente alicantino, quien ha añadido que “las sesiones se prepararán de forma coordinada entre todos los grupos y las aportaciones que se realicen en cada mesa de trabajo serán las de todos”.

Mejor financiación frente al Covid19

Mazón ha realizado esta propuesta en el apartado de Ruegos y Preguntas del pleno ordinario celebrado hoy de forma telemática en el que, entre otros asuntos, se ha reclamado al Gobierno de España una mejor financiación para la Comunitat Valenciana en el marco del Fondo no Reembolsable para las autonomías con el que hacer frente a la crisis del coronavirus.

Esta reivindicación se ha realizado a través de la moción presentada por el portavoz de Compromís, Gerard Fullana, y que ha contado con el respaldo de los grupos Popular y Ciudadanos y la abstención del Grupo Socialista. El texto reclama, en este sentido, que el reparto de gran parte de este fondo, un total de 10.000 millones de los 16.000 millones de euros con los que cuenta, se haga en base a la población, ya que principalmente tiene en cuenta criterios sanitarios “lo que perjudica de forma clara a la Comunitat Valenciana”, ha indicado Fullana, quien ha añadido que esta discriminación “se suma a la grave situación de infrafinanciación que arrastra esta autonomía desde hace décadas”, por lo que se reclama, asimismo, un fondo de compensación.

El diputado de Infraestructuras y portavoz de Ciudadanos, Javier Gutiérrez, ha lamentado, por su parte, “que el PSOE no sea capaz de apoyar la moción que pide un reparto con criterios poblacionales de las ayudas contra el COVID del Gobierno central, pese al grave déficit de financiación que sufre la Comunitat Valenciana. Sólo se quejan cuando no gobiernan ellos”, mientras que, por el Grupo Popular, el diputado Juan de Dios Navarro ha manifestado que apoyan esta iniciativa “por justicia, ya que esta provincia sufre una clara discriminación, por lealtad con sus ciudadanos y por coherencia política”. Finalmente, el portavoz socialista, Toni Francés, ha justificado su abstención al entender que el criterio poblacional no puede ser el único que fije este reparto.

Fondo de Cooperación Municipal 

Durante la sesión plenaria celebrada hoy se ha mostrado asimismo la voluntad de la Diputación de participar en el Fondo de Cooperación Municipal de la Comunitat, aunque se ha condicionado la misma a que la Generalitat muestre un “compromiso claro y firme de asunción de las competencias impropias que la institución está realizando” y a que realice “un reparto equitativo del gasto público” en materia de cultura.

El acuerdo adoptado ha sido la enmienda a la totalidad que los grupos Popular y Ciudadanos han presentado a la moción presentada por Compromis en la que pedía “acordar la voluntad política de participar en el Fondo de Cooperación en2021 a través del presupuesto de la Diputación”.

Como respuesta a esta propuesta, el portavoz de equipo de gobierno, Adrián Ballester, ha destacado que la institución alicantina “tiene voluntad de adherirse al mismo” pero ha recordado que “no existe capacidad económica para hacerlo, ya que la Diputación tiene asumidas, a diferencia de otras diputaciones, competencias impropias que suponen un gasto de 32 millones de euros anuales”.

En este mismo sentido, Mazón, quien ha acusado a la oposición de utilizar una “retórica simplista y maniquea” en esta cuestión, ha indicado, además, que, a las competencias impropias, se añade la falta de inversiones de la Generalitat en materia cultural en la provincia. Ello ha obligado a la Diputación de Alicante en los últimos años a compensar ese déficit impulsando proyectos como el ADDA o la renovación y transformación del MARQ”. “Todas esas cuestiones técnicas son las que nos impiden participar en el Fondo de Cooperación Municipal”, ha precisado el presidente, quien ha instado, asimismo, al Consell a atender la fórmula de la institución alicantina que permite priorizar a los pequeños municipios en el reparto de los fondos.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Javier Gutiérrez, ha señalado que “el PSOE y Compromís se escudan en batallas de hace 25 años y, pese a reconocer que existe discriminación, votan en contra de una enmienda justa y renuncian a exigir a la Generalitat un trato igualitario y justo con la provincia de Alicante”.

Finalmente, el pleno celebrado hoy ha aprobado por unanimidad la implementación de la Agenda 2030 en la Diputación para una economía sostenible, así como tres convocatorias de ayudas impulsadas por el área de Medio Ambiente para apoyar a los ayuntamientos en la mejora de los terrenos y masas forestales, la restauración de zonas degradadas por el vertido de residuos y la redacción de proyectos de centros de compostaje comunitario.

Todos los grupos han respaldado, asimismo, el Plan de Mejora de la red viaria provincial dotado sesióncon 2.940.246 euros y que contempla un total de 9 proyectos a lo largo de todo el territorio.