Avda. Estación, nº 6 03005 Alicante – Telf. 965 98 89 00

La Diputación invierte 1.300.000 euros para garantizar el abastecimiento y saneamiento del agua en medio centenar de municipios de la provincia

Las ayudas, que llegan a cubrir la totalidad de la inversión en los pueblos más pequeños, se destinarán a la reparación, establecimiento y reforma de infraestructuras hidráulicas

 

Medio centenar de municipios de la provincia se beneficiarán este año de las ayudas impulsadas por la Diputación de Alicante para la reparación, reforma o establecimiento de infraestructuras hidráulicas de abastecimiento y saneamiento.

La institución provincial aportará 1.300.000 euros para el desarrollo de estos proyectos, que serán ejecutados por los propios ayuntamientos y subvencionados hasta el 100% en el caso de las localidades de menos de 2.000 habitantes, tal y como se ha aprobado esta misma semana en la Comisión de Ciclo Hídrico.

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, y la vicepresidenta segunda y diputada del área, Ana Serna, se han reunido esta semana, tras el periodo estival, para abordar este programa de ayudas, así como las principales acciones que en materia de agua se van a desarrollar en los próximos meses para atender y defender los intereses hídricos de la provincia de Alicante.

         Respecto a las ayudas aprobadas, Serna ha resaltado el “gran esfuerzo inversor que realiza la Diputación para garantizar el correcto funcionamiento de un servicio tan esencial para nuestros municipios como es el abastecimiento y saneamiento de agua, consiguiendo, con este tipo de actuaciones ser más eficaces en el ahorro y la gestión”.

         Por un lado, 21 consistorios se beneficiarán de las ayudas destinadas a la reparación de este tipo de infraestructuras con una partida de 300.000 euros. Agres, Aigües, Balones, Benasau, Beneixama, Benifallim, Benimassot, Benimeli, Biar, Cocentaina, Els Poblets, Gaianes, Jacarilla, L’Atzúbia, La Romana, La Vall d’Alcalà, Llíber, Relleu, Sagra, Vall de Gallinera y Xaló son los municipios que obtendrán las ayudas.

         Por otra parte, en la línea destinada a primer establecimiento, reforma o gran reparación de infraestructuras hidráulicas de abastecimiento y saneamiento se distribuirá un millón de euros, en dos anualidades, entre 32 entidades locales. En este caso, se han incluido los ayuntamientos de Agost, Albatera, Alcalalí, Balones, Benejúzar, Benferri, Beniarrés, Benimassot, Busot, Callosa d’en Sarrià, Callosa de Segura, Castalla, Cox, Crevillent, El Castell de Guadalest, Els Poblets, Facheca, Famorca, Hondón de las Nieves, L’Alqueria d’Asnar, La Vall d’Ebo, Millena, Monforte del Cid, Pinoso, Quatretondeta, Relleu, Sax, Tàrbena, Tollos, Xaló, la Mancomunidad de municipios de L’Alcoià y El Comtat y la entidad menor de Jesús Pobre.

Serna ha incidido, finalmente, en los beneficios, no sólo económicos, que para las poblaciones más pequeñas tiene el hecho de que la institución provincial sufrague íntegramente las obras “ya que ello también reduce la carga administrativa y burocrática que los consistorios deben afrontar”.

La Diputación ayuda con 140.000 euros a ayuntamientos y entidades de riego para impulsar actuaciones de mejora en el uso del agua

La Diputación ayuda con 140.000 euros a ayuntamientos y entidades de riego para impulsar actuaciones de mejora en el uso del agua

La institución aprueba la distribución de las subvenciones para la redacción de los proyectos en materia de ciclo hídrico

La Diputación de Alicante subvencionará con 140.000 euros la redacción de proyectos en materia de ciclo hídrico de los que se beneficiarán 24 ayuntamientos y una comunidad de regantes. La institución provincial ha aprobado el reparto de estas ayudas con las que busca colaborar en el impulso de obras y actuaciones que mejoren la eficiencia en el uso de agua, tanto de abastecimiento y saneamiento como de regadío.

La vicepresidenta segunda y diputada responsable del área, Ana Serna, ha destacado que desde la Diputación “trabajamos constantemente para desarrollar todas aquellas acciones que nos ayuden a ahorrar cada gota de agua mediante un uso eficiente de este preciado recurso”, al tiempo que ha resaltado la importancia de asistir y apoyar a los ayuntamientos, especialmente a los más pequeños, en esta importante tarea.

Los proyectos en los que se trabajará abarcan la renovación de las redes de agua potable, la sustitución de conducciones, la reposición de colectores, la construcción de depósitos de agua potable o la mejora de infraestructuras de redes de riego 

Los ayuntamientos de Agost y Xixona, en L’Alacantí, Alcalalí, La Vall d’Alcalà, Ondara, Pedreguer y la entidad menor Jesús Pobre, en la Marina Alta, y Benifato, El Castell de Guadalest, Tárbena y Relleu, en la Marina Baixa, se beneficiarán de estas subvenciones no dinerarias que incluyen la redacción del proyecto que se quiere acometer.

La Diputación también ayudará en esta tarea a los municipios de Balones, Beniarrés, Gaianes y Muro de Alcoy, en El Comtat, y Castalla, Penàguila y Tibi, en L’Alcoià.

De las comarcas del Vinalopó, obtendrán subvención los consistorios de Petrer, Santa Pola y Salinas, así como la Comunidad de Regantes San Cristóbal de Biar, mientras que en la Vega Baja entran los ayuntamientos de Benejúzar, Cox y Daya Vieja.  

La Diputación y la UA editan el libro “El Agua en la Provincia de Alicante”

La Diputación y la UA editan el libro “El Agua en la Provincia de Alicante”

La institución provincial acoge la presentación de esta publicación dirigida por Joaquín Melgarejo y Miguel Fernández Mejuto

El Agua en la Provincia de Alicante” es el título del último libro editado por la Diputación y la Universidad de Alicante en el que se hace un recorrido riguroso y técnico por todos los aspectos que afectan a este recurso, incidiendo en su importancia para el futuro y el desarrollo del territorio alicantino.

La publicación, dirigida por el catedrático y director del Instituto del Agua de UA, Joaquín Melgarejo, y el técnico del área de Ciclo Hídrico de la institución provincial Miguel Fernández Mejuto, analiza en sus más de 300 páginas tanto la oferta de recursos hídricos existentes en la provincia, como las diferentes demandas, así como los grandes sistemas de abastecimiento. Además, aborda también el marco institucional y organizativo, todo ello bajo el hilo conductor de la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente.  

El presidente de la institución provincial, Carlos Mazón, y el rector de la UA, Manuel Palomar, acompañados por la vicepresidenta segunda y diputada de Ciclo Hídrico, Ana Serna, han presidido esta mañana la presentación de esta nueva publicación, a la que han asistido miembros de la Comisión Provincial del Agua, reunida minutos antes, y expertos en la hidrología provincial, muchos de los cuales han participado con diferentes artículos en el libro.

Las aguas subterráneas y las superficiales, la reutilización, la desalación, los aportes del Tajo-Segura y del Júcar-Vinalopó, las demandas urbanas y agrícolas, la Mancomunidad de los Canales del Taibilla, el Consorcio de Aguas de la Marina Baja, las necesidades hídricas de la agricultura en la provincia o la huella hídrica son algunas de las cuestiones que se analizan en la publicación y que sirvieron de base para el acuerdo del Pacto Provincial del Agua firmado en 2018

Mazón ha destacado que este libro “es una herramienta fundamental para la toma de decisiones basadas en una información rigurosa y contrastada”.  

Por su parte, Melgarejo ha resaltado la importancia “social, económica y ambiental” que tiene el agua para el conjunto de la provincia de Alicante y ha añadido que “nuestro modelo de vida y desarrollo se fundamenta en la cantidad, calidad y precio al que podamos acceder al recurso”.  En este sentido, ha añadido que son “irrenunciables” los aportes de los trasvases para dar respuesta al déficit estructural de recursos hídricos que tiene la provincia.

        

 

 

La Diputación de Alicante y Murcia se coordinarán en la defensa del trasvase Tajo-Segura ante los recortes del Ministerio de Transición Ecológica

La Diputación de Alicante y Murcia se coordinarán en la defensa del trasvase Tajo-Segura ante los recortes del Ministerio de Transición Ecológica

La diputada de Ciclo Hídrico, Ana Serna, se reúne con el consejero murciano de Agricultura, Antonio Luengo

La Diputación de Alicante y la Comunidad Autónoma de Murcia han acordado colaborar en el análisis de los efectos de los recortes en el trasvase Tajo-Segura previstos en los futuros planes de cuenca proyectados por el Ministerio para la Transición Ecológica.

La diputada de Ciclo Hídrico, Ana Serna, y el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, se han reunido esta mañana en Murcia para coordinar las acciones que se llevarán a cabo para defender los intereses de ambos territorios en esta materia.

Entre ellas, se ha acordado la creación de una Comisión Técnica en la que se incorporen las provincias –Alicante y Almería- y comunidades autónomas –Murcia, Comunidad Valenciana y Andalucía- afectadas por el trasvase en la que participarán, entre otros profesionales, el director del Instituto del Agua de la UA, Joaquín Melgarejo, y el director de la Fundación Instituto Euromediterráneo del Agua, Francisco Cabezas, ambos presenten también en la reunión celebrada esta mañana. Éste último es, precisamente, el experto al que la Diputación de Alicante ha solicitado un estudio para la elaboración de las alegaciones que se presentarán contra el Esquema de Temas Importantes (ETIs) del Plan Hidrológico del Tajo en que se recoge un incremento de los caudales ecológicos.

Serna ha destacado al término del encuentro que se trata de una cuestión que afecta a toda la provincia de Alicante y a la Región de Murcia. “La falta de recursos hídricos no solo repercute en el abastecimiento, también en el turismo, en la agricultura y en el conjunto de la economía“, ha indicado la diputada, quien ha recordado que desde la institución provincial “estamos trabajando con todas las comunidades de regantes y los alcaldes para defender el porvenir de esta provincia”.

 “La Diputación de Alicante ha abierto el paraguas para que todos los actores afectados puedan incorporarse a las acciones de la Diputación de Alicante, de la Región de Murcia, Almería y del Gobierno valenciano para redactar las alegaciones”, ha indicado.

 En opinión de la representante provincial “la ministra tiene que entender que tenemos un problema, una necesidad vital“, al tiempo que se ha preguntado “¿qué tipo de transición ecológica pretende la ministra, que pasemos de ser una zona rica a un desierto?”. En este sentido, ha pedido a Teresa Ribera que visite la provincia “y vea de primera mano el impacto socioeconómico que esto puede generar”.

 Por su parte, el consejero murciano ha señalado que “queremos demostrar al Ministerio que, para el cumplimiento de la normativa vigente, los caudales actualmente impuestos son suficientes y, por tanto, no es necesario aumentar el volumen en el río Tajo de forma indebida”.

 “Vamos a estudiar las demandas de agua concretas y su proveniencia, ya que los planes hidrológicos establecen unas demandas de agua a futuro y prevén de donde se van a conseguir esas demandas, por lo que queremos demostrar que esas cifras sean coherentes con el desarrollo de la población y reviertan en las mejores soluciones posibles”, detalló Luengo.

Carlos Mazón hace un llamamiento a la unidad de los empresarios en la defensa del agua para la provincia

Carlos Mazón hace un llamamiento a la unidad de los empresarios en la defensa del agua para la provincia

El presidente de la Diputación inaugura en el Distrito Digital de Alicante la presentación del estudio sobre las fortalezas del territorio

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, ha inaugurado esta mañana en el edificio 1 del Distrito Digital de la ciudad el estudio sobre las ‘Fortalezas de la provincia. Retos y oportunidades de futuro’. Ante un auditorio de más de 250 personas, Mazón ha hecho un llamamiento a la unidad del empresariado en la defensa del agua, porque “nos jugamos puestos de trabajo, riqueza y la supervivencia de pymes, profesionales y autónomos”.

Tal y como ha incidido, el sector agroalimentario, pero también otros subsectores que viven de ella, tanto en la Vega Baja como en el resto de la provincia, “necesitan nuestro apoyo”. “El agua –ha proseguido el presidente- afecta al producto interior bruto de todo nuestro territorio, atañe a la industria, a la gastronomía y al turismo y no podemos correr el riego de pasar de ser la Huerta de Europa a constituir el primer desierto de Europa”.

Nos jugamos no solo la solidaridad de los demás, sino también valores medioambientales, porque el trasvase ayuda a que haya más de 44 millones de árboles entre Murcia, Alicante y Almería y significa tener un pulmón verde, así como potenciar nuestros productos de calidad consolidados en el mercado”, ha remarcado.

El responsable institucional ha iniciado su discurso reclamando mayor coordinación y unión entre administraciones para apoyar a los sectores productivos en el desarrollo de “nuestras potencialidades y en el reconocimiento adecuado de nuestras palancas de progreso sobre las que deben pivotar nuestras acciones”.    

Mazón ha concretado que “nuestra provincia tiene una estructura distinta a la práctica totalidad de las del resto de España, que son piramidales y miran hacia una sola capitalidad. Alicante cuenta con un tejido empresarial diferente y tiene una organización basada en círculos concéntricos, todos ellos transversales entre sí, bien diseminada geográfica y poblacionalmente”.

Según ha indicado, la provincia cuenta con una capitalidad industrial en Alcoi, otra económica y mercantil en Elche, la turística que fluctúa entre Benidorm y Torrevieja, un corredor manufacturero en el Vinalopó y otro agroalimentario en la Vega Baja. Además, ha puntualizado que Alicante y su comarca ejercen de capital administrativa, política e institucional y ahora también como capital digital.

En esta línea, ha explicado a los asistentes a este foro que la provincia cuenta con dos campos estratégicos que se han convertido en política de Estado, el turismo y el reto digital. En esta última área, ha anunciado que en breve la Diputación de Alicante presentará un proyecto fundamental sobre inteligencia digital que permitirá afianzar el liderazgo tecnológico alicantino.

Por ello, Carlos Mazón ha insistido en la necesidad de apoyar la iniciativa privada, de convertir un “problema de atomización de individualidades en una fortaleza” y de “estar atentos a los argumentos y fortalezas que tenemos, propiciando una mayor unidad entre administraciones, evitando duplicidades y aplicando esfuerzos para innovar y tender la mano al PIB y a la creación de empleo y bienestar”.

Este documento, elaborado por el Instituto de Estudios Económicos de la provincia de Alicante –INECA– durante más de un año de trabajo, refleja la riqueza productiva de una provincia que constituye un activo indispensable para el éxito económico de la Comunitat Valenciana y de España, según ha detallado el presidente de INECA, Rafael Ballester, encargado de presentar las valoraciones del proyecto.

 El tratado, tal y como ha desvelado Ballester, aporta una visión global, a nivel financiero, para integrar esos resultados en todas las áreas de la sociedad, así como generar conocimiento interno, externo y contribuir a consolidar la marca territorial de la provincia.

Durante la jornada, a la que han asistido diversas autoridades del mundo político, académico, empresarial y social de la provincia, se ha desarrollado una mesa redonda en la que han participado la presidenta de AEFA, Maite Antón, el presidente de CEV Alicante, Perfecto Palacio, el rector de la UA, Manuel Palomar, y el rector de la UMH, Juan José Ruiz. Finalmente, la clausura ha corrido a cargo del conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler.

El estudio arroja datos como que la provincia factura unos 5.000 millones de euros anuales en más de 200 destinos de todo el mundo o que genera más de 35.000 millones de euros de riqueza anual, con referentes estratégicos como el industrial, el gastronómico, el turístico el agroalimentario o el de salud y bienestar, entre otros tantos.

La Diputación de Alicante coordinará en la provincia las alegaciones contra el aumento del caudal ecológico del trasvase Tajo-Segura

La Diputación de Alicante coordinará en la provincia las alegaciones contra el aumento del caudal ecológico del trasvase Tajo-Segura

Carlos Mazón se reúne con una docena comunidades de regantes afectadas por el ETI que marcará el futuro Plan Hidrológico del Tajo

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, se ha reunido esta mañana en el Palacio Provincial con los representantes de las comunidades de regantes afectadas por el posible incremento de los caudales ecológicos del trasvase Tajo-Segura para coordinar las acciones y alegaciones que se van a presentar contra esta medida recogida en el Esquema de Temas Importantes que marcará el futuro Plan Hidrológico del Tajo.

Mazón, que ha estado acompañado en la reunión por la vicepresidenta y diputada de Ciclo Hídrico, Ana Serna, ha manifestado al término del encuentro que la defensa del mantenimiento del trasvase Tajo-Segura, que ha calificado como “la obra más solidaria de España”, no responde a “un capricho” sino que está avalada por argumentos técnicos, científicos, económicos, hidrológicos, ecológicos y medioambientalesporque no es verdad que el Tajo-Segura esté dañando el medio ambiente ni que esté incentivando el cambio climático como demagógicamente se señala para atacarlo”.

Estamos en un momento crucial respecto a la defensa del trasvase y por tanto de los intereses de nuestra tierra”, ha añadido el presidente, para quien la reducción de la aportación supondría un ataque a la subsistencia de esta provinciaconvirtiendo de forma definitiva la huerta de Europa en el primer desierto real de Europa”. En este punto, ha recordado que gracias a este trasvase “se mantienen vivos 44 millones de árboles entre Alicante, Murcia y Almería”.

Asimismo, ha incidido en que “el agua es un bien de todos, por lo que no vamos a dar un paso atrás en la defensa de los intereses de la provincia,  no vamos a estar quietos esperando, mes a mes, cuál es la última liberalidad de la vicepresidenta del Gobierno, incluso para reducir los caudales mensuales en contra de la decisión de los técnicos, algo que no tiene pase”.

Además, Mazón ha precisado que las alegaciones y todas aquellas acciones que se puedan emprender “no van contra nadie sino a favor de todos, porque el caudal del Tajo-Segura es de todos y debemos mantenerlo todos, no solo los receptores del mismo”. “Estamos a favor de que haya caudales ecológicos en las cabeceras, pero entendemos que en las circunstancias actuales son más que suficientes para que se gestione mejor en esas cabeceras y se invierta más y mejor en ellas sin menoscabo del agua que tiene que venir aquí”, ha manifestado

Los sindicatos y comunidades participantes en la reunión han sido Riegos de Levante Margen Izquierda, Riegos de Levante Margen Derecha, C.R. Santa Domingo, C.R. Fuensanta-Grupo 2000, SAT-Los Suizos, C.R. Albatera, C.R. San Isidro-Realengo, C.R San Onofre Torremendo, C.R. La Pedrera, C.R. Campo Salinas, C.R Murada Norte y C.R. Las Cuevas-Benferri, además de los representantes del Instituto de Agua y de la Cátedra del Agua de la UA, Joaquín Melgarejo y Andrés Molina.

Respecto al encuentro, la diputada de Ciclo Hídrico ha señalado que el objetivo es “marcar una hoja de ruta de las actuaciones que vamos a llevar a cabo desde la Diputación para defender los derechos e intereses de nuestra provincia” y ha anunciado que próximamente se mantendrán reuniones con ayuntamientos y otros sectores “porque el problema del agua es transversal”.

No vamos a cesar ni un segundo en la lucha por la defensa de nuestros intereses y queremos adelantarnos a lo que va a venir”, ha indicado Serna, quien ha avanzado que se ha encargado un informe a Francisco Cabezas, coordinador en su día del Plan Hidrológico Nacional, para aportar a las alegaciones que se interpondrán desde Alicante.

En este sentido, Melgarejo ha explicado que el incremento de los caudales ecológicos –tanto en el embalse de Almoguera, que es nuevo, como en el de Aranjuez, donde se pretende subir de 6 a 8,5 metros cúbicos por segundo- afectará tanto al abastecimiento como, especialmente, al regadío.

Si se confirman el aumento de caudales, el regadío recibiría menos de la mitad del agua que actualmente está recibiendo y que ya está suficientemente menguada por diferentes motivos, no siempre hidrológicos, como es la falta de una mejor gestión de la cabecera del Tajo”, ha indicado el catedrático de la UA, quien ha criticado, asimismo, la utilización de agua desembalsada para eliminar contaminación “algo que prohíbe la Directiva marco del Agua”.

Hay agua más que suficiente en la cabecera del Tajo y lo que hay que hacer es administrarla lo mejor posible atendiendo a todos los usos, incluidos los de la cuenca receptora porque no se puede dañar este tipo de usos en función de una norma que incluso puede ser arbitraria”, ha concluido el experto.