Avda. Estación, nº 6 03005 Alicante – Telf. 965 98 89 00

La Diputación de Alicante ejecutará en 2019 el Centro de Interpretación de los yacimientos de arte rupestre de Vall de Gallinera

Con esta actuación concluirá el proyecto de revalorización y musealización de las pinturas rupestres de la zona que ha permitido crear un corredor cultural-turístico

La Diputación de Alicante habilitará este año el Centro de Interpretación de los yacimientos de arte rupestre de Vall de Gallinera, una actuación con la que finalizará el proyecto de revaloración y musealización de estos espacios declarados Patrimonio de la Humanidad en 1998.

El presidente de la institución provincial, César Sánchez, ha visitado esta mañana el municipio y se ha desplazado hasta los conjuntos de pinturas rupestres de Benialí y Benirrama para conocer las actuaciones de mejora de los accesos y las de musealización que la institución provincial ha acometido en estos dos últimos años para el desarrollo del proyecto.

El mismo es fruto del convenio suscrito con el Ayuntamiento en el que se contemplaban distintas actuaciones para acometer en diferentes fases entre los años 2017, 2018 y 2019 y que cuentan con una inversión provincial de 110.000 euros.

Sánchez, que ha estado acompañado por el alcalde del municipio, Antonio Pardo, y por el diputado de Arquitectura, Jaume Lloret, ha señalado que “para la Diputación es una prioridad conservar y poner en valor nuestro patrimonio para que forme parte de nuestra oferta cultural y turística”, al tiempo que ha destacado “que la riqueza natural, patrimonial y cultural de La Vall de Gallinera es extraordinaria y forma parte de las señas de identidad de la provincia de Alicante”.

Por su parte, tanto Lloret como el jefe del Área de Arquitectura de la institución provincial, Rafael Pérez, han destacado que se trata de una acción multidisciplinar, en la que también ha participado el MARQ, y que ha incluido hasta la fecha con actuaciones como la adecuación y mejora de las sendas de acceso a los abrigos, la instalación de sistemas de vigilancia, la mejora de las plataformas de observación o la creación e instalación de soportes informativos.

Para 2019 se ha programado, en el marco del convenio, el diseño, maquetación, producción e instalación de paneles informativos en los itinerarios de las sendas sobre los valores patrimoniales y paisajísticos, la disposición y adecuación de un Centro de Acogida a los Visitantes o Centro de Interpretación de los abrigos rupestres, que se instalará en el consistorio de La Vall de Gallinera con la finalidad de dar a conocer la ruta y sus contenidos, así como el desarrollo de un programa de difusión y dinamización cultural.

Lloret ha recordado que este proyecto, junto a otros impulsados por la institución en distintas comarcas de la provincia, se enmarca en la apuesta de la Diputación por “favorecer la creación de corredores turísticos que permitan a los municipios de interior beneficiarse de los turistas y visitantes que llegan a las costas de Alicante”.

 

 

 

La Diputación de Alicante destina 570.000 euros al desarrollo de actividades y al mantenimiento de Escuelas Deportivas Municipales

Todos los ayuntamientos que han solicitado adherirse a estas subvenciones se benefician de ellas

La Diputación de Alicante destinará este año 570.000 euros para colaborar con los ayuntamientos de la provincia en la realización de actividades y el mantenimiento de sus Escuelas Deportivas. Un total de 124 municipios se beneficiarán de estas ayudas con las que se pretende favorecer el desarrollo y la práctica de actividades físicas entre los ciudadanos.

Las aportaciones, que oscilan entre los 1.200 y los 11.000 euros, se destinarán al desarrollo de iniciativas como campeonatos de pilota valenciana, encuentros ciclistas, carreras populares, torneos de fútbol, talleres de gimnasia intergeneracional o programas de actividad física para la tercera edad.

El diputado de Deportes, Juanjo Castelló, ha explicado que la Comisión de Cultura y Deportes ha dado esta mañana el visto bueno a la distribución de este importante paquete de ayudas, del que se beneficiarán la totalidad de los consistorios que lo han solicitado correctamente.

Por comarcas, las ayudas han quedado repartidas de la siguiente manera. Agres, Alcocer de Planes, Alcoleja, Alcoi, Alfafara, L’Alqueria d’Asnar, Balones, Banyeres de Mariola, Benasau, Beniarrés, Benifallim, Benilloba, Benillup, Benimarfull, Benimassot, Castalla, Cocentaina, Facheca, Famorca, Gaianes, Gorga, Ibi, L’Orxa, Muro de Alcoy, Onil, Penàguila, Planes y Tibi son las localidades de la zona de la Montaña que percibirán inversión.

Por su parte, en la Marina Alta se beneficiarán de este plan los ayuntamientos de Alcalalí, Beniarbeig, Benidoleig, Benigembla, Benimeli, Benissa, Castell de Castells, Dénia, El Poble Nou de Benitatxell, Llíber, Murla, Ondara, Orba, Parcent, Pedreguer, Pego, Els Poblets, El Ràfol d’Almúnia, Sagra, Sanet i Negrals, Senija, Teulada, Tormos, La Vall d’Alcalà, Vall de Gallinera, La Vall de Laguar, La Vall d’Ebo, El Verger y Xaló, así como las entidades locales menores de Jesús Pobre, Llosa de Camacho y La Xara.

El reparto de ayudas también favorece a los municipios de Altea, Benidorm, Bolulla, Callosa d’en Sarrià, La Nucia, Orxeta, Polop, Relleu, Sella, Tàrbena y La Vila Joiosa, en la Marina Baixa, y a los de Albatera, Algorfa, Almoradí, Benejúzar, Benijófar, Bigastro, Callosa de Segura, Catral, Cox, Daya Nueva, Daya Vieja, Dolores, Formentera del Segura, Granja de Rocamora, Guardamar del Segura, Jacarilla, Los Montesinos, Orihuela, Pilar de la Horadada, Rafal, Redován, Rojales, San Fulgencio, San Isidro y Torrevieja, en la Vega Baja.

Los consistorios de la comarca de L’Alacantí que están incluidos en este plan son Agost, Aigües, Alicante, Busot, El Campello, Xixona, Mutxamel, Sant Joan d’Alacant y Torremanzanas, mientras que en el Medio Vinalopó se encuentran Algueña, Aspe, Elda, Hondón de las Nieves, Hondón de los Frailes, Monforte del Cid, Monóvar, Novelda, Petrer, Pinoso y La Romana.

Finalmente, Beneixama, Biar, Cañada, Salinas, Villena y El Camp de Mirra, en el Alto Vinalopó, así como Crevillent y Santa Pola, en el Baix Vinalopó, también recibirán ayudas.