Avda. Estación, nº 6 03005 Alicante – Telf. 965 98 89 00

La Diputación de Alicante exhibe hasta abril una muestra de las obras y reconocimientos del artista José Pérezgil

El pintor de Caudete fue nombrado recientemente, a título póstumo, Hijo Adoptivo de la Provincia

El Palacio Provincial acoge una exposición conmemorativa del artista José Pérezgil, distinguido recientemente por la Diputación de Alicante, a título póstumo, como Hijo Adoptivo de la Provincia. La muestra, que incluye un total de doce cuadros, documentación sobre sus concesiones y becas y un audiovisual, podrá visitarse en la Sala de Exposiciones desde hoy y hasta el próximo 5 de abril.

 El diputado de Cultura, César Augusto Asencio, ha presentado esta mañana todos los detalles de esta propuesta, acompañado por la directora del MUBAG e hija del artista, Joserre Pérezgil, por su hermana Carmen y por el presidente de la Fundación Cultural Frax de la Comunidad Valenciana, Matías Pérez Such.

Asencio ha explicado que “esta exposición conmemorativa alberga piezas del pintor de la colección de la Diputación de Alicante, así como otros elementos de gran relevancia e interés para conocer su trayectoria profesional”. Usando un símil pictórico, el diputado ha comentado que “la muestra es una breve pincelada de lo que sería un inmenso cuadro de cromatismo, de color, de espacios… Una pincelada que es suficiente para distinguir al maestro del neófito”.

Además de las pinturas ubicadas en sala, que forman parte de la colección de la Diputación, en este espacio se ha dispuesto también una vitrina en la que se recogen elementos como la concesión del Gran Premio Nacional y la Medalla de Oro a Pérezgil por su obra Carrizos de las Salinas, la Medalla de Oro por su nombramiento como Hijo Adoptivo de la Provincia, una fotografía suya junto a uno de sus dibujos, así como notificaciones de la institución provincial en relación a la concesión de diversas ayudas para sus estudios y formación.

Por su parte, Joserre Pérezgil ha indicado que su padre “siempre sintió el arraigo de esta tierra y el cariño de su gente”, al tiempo que ha explicado que “vivó una vida plena, lúdica, de luz y de color. De hedonismo y de fantasía. De creación y corporativismo. De un vitalismo radiante y de un apego inusual por la vida”.

El artista estuvo toda su vida vinculado a la ciudad y a la provincia de Alicante y destacó por captar como pocos los paisajes más emblemáticos del territorio, aunque también se decantó por la pintura de interiores y los bodegones.

 

La Sociedad ‘La Filarmónica’ de Callosa de Segura gana la 1ª Sección del XLVIII Certamen Provincial de Bandas

La Unión Musical de Redován se alzó con el primer premio de la segunda Sección

La Sociedad de Arte Musical ‘La Filarmónica’ de Callosa de Segura ha ganado el primer premio y mención de honor en la 1ª Sección del XLVIII Certamen Provincial de Bandas que impulsa la Diputación de Alicante. En la segunda sección, la Unión Musical de Redován consiguió alzarse con el primer puesto, por lo que ambas agrupaciones participarán en el Certamen de Bandas de la Comunitat Valenciana organizado por el Institut Valencià de Música.

El diputado de Cultura, César Augusto Asencio presidió el sábado el jurado de la 48 edición de este certamen que tiene como objetivo promover, difundir y dignificar la afición, enseñanza y práctica de la música, según apuntó el responsable provincial. Este año han concurrido un total de ocho bandas, dos en la primera sección y seis en la segunda, con la participación de cerca de seiscientos músicos.

El Auditorio de Rafal acogió las audiciones tanto de la primera como de la segunda sección. Así, las dos agrupaciones premiadas compartieron escenario con la Sociedad Unión Musical de Crevillent, la Sociedad Musical ‘Santa María Magdalena’ de Novelda, la Unión Musical de la Canyada, L’Harmonia Societat Musical d’Alacant, Sociedad Musical ‘La Armónica’ de Cox y la Unión Musical ‘La Artística’ de Novelda.

Tras las actuaciones del certamen cerró el acto la Sociedad Arte Musical de Rafal y el próximo sábado 6 de abril la Casa de Cultura de Torremanzanas acogerá las audiciones de la tercera y cuarta categoría.

El Instituto Gil-Albert proyecta el documental La frontera que une para conmemorar el 775 aniversario del Tratado de Almizra

La Casa Bardín acogerá mañana el pase de esta obra que alterna un montaje de animación con entrevistas a seis medievalistas

El 26 de marzo de 1244 se firmó el Tratado de Almizra entre Jaime I el Conquistador y el Infante Alfonso, que luego reinaría como Alfonso X el Sabio. Mañana, con motivo del 775 aniversario de este histórico acuerdo, el Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert ha organizado la proyección del documental La frontera que une. Origen de las tierras de los Manuel, producido por la Universidad de Murcia.

La Casa Bardín acogerá a partir de las 19:00 horas esta propuesta presentada por el vicerrector de Calidad, Cultura y Comunicación de la Universidad de Murcia, Francisco J. Martínez, el director de la cinta, Alfonso Burgos, el director del Congreso ‘La frontera que une’, Aniceto López, y el director cultural del IAC, José Ferrándiz.  

El documental, con 42 minutos de duración, está realizado con imágenes animadas que recrean los acontecimientos históricos que configuraron la frontera en el siglo XIII entre los Reinos de Valencia y Murcia pertenecientes a la Corona de Aragón y a la de Castilla, respectivamente.  La frontera que une recrea el origen del Tratado de Almizra, actual Campo de Mirra, y los efectos que tuvo ese pacto en el lado castellano, especialmente con la creación del Señorío de Villena, conocido también como las tierras de los Manuel.

Asimismo, la cinta alterna entrevistas a seis especialistas: Pierre Guichard, profesor de Historia Medieval en la Universidad Lumière-Lyon II, Ángel Luis Molina, catedrático de Historia Medieval de la Universidad de Murcia, José Vicente Cabezuelo, catedrático de Historia Medieval de la Universidad de Alicante, Enric Guinot, catedrático de Historia Medieval de la Universidad de Valencia, Aniceto López, doctor en Historia, y Aurelio Pretil, exdirector del Instituto de Estudios Albacetenses.

 

 

 

 

El escritor Josep Vicent Escartí Soriano gana el Premi Enric Valor de Novel·la 2018 con la obra El mas de les ànimes

El Auditorio de Castalla, localidad que vio nacer al insigne narrador, ha sido esta tarde el escenario del evento por tercer año consecutivo

La intensa vida de Maria Celidònia Palop, personaje creado por Josep Vicent Escartí Soriano, es el hilo conductor del último Premi Enric Valor de Novel·la en valencià. El Auditorio de Castalla ha sido testigo por tercer año consecutivo la gala de entrega de este certamen literario, convocado por la Diputación de Alicante, que celebra su XXIV edición totalmente posicionado como uno de los más importantes en lengua valenciana.

El mas de les ànimes es el título de la novela ganadora del Enric Valor 2018 ambientada en un pueblo imaginario del interior de València. Desde finales del siglo XVIII hasta los inicios de la Guerra de los Tres Años, la obra muestra la fascinante y compleja vida de su protagonista, salpicada de episodios prodigiosos e impensables que definen la fortaleza de una mujer, conjugando realidad y ficción.

El diputado de Cultura, César Augusto Asencio, ha presidido el acto    organizado también por el Ayuntamiento de Castalla y la Cátedra Enric Valor de la Universidad de Alicante. “Este certamen se ha convertido en un referente cultural de la Comunitat, es uno de los más importantes en lengua valenciana y ofrece a los autores la oportunidad de publicar sus trabajos”, ha destacado Asencio. 

La gala ha contado con la actuación del artista Dani Miquel junto a un coro infantil de niños y niñas de la localidad, así como con el concierto de la Orquesta de la Asociación de Amigos de la Música de la Marina, dirigida por David Payá Gea.

El jurado, presidido por Asencio, ha estado formado por Anna Esteve, Isabel Marcillas, Rafael Poveda, María Ángeles Francés y Gonçal López-Pampló. Por otra parte, a esta edición han concurrido un total de 22 novelas, tres más que el año anterior, nueve procedentes de València, tres de Barcelona, tres de Alicante, tres de Girona, una de Baleares, una de Castellón, una de Tarragona y una de procedencia desconocida.

Escartí (Algemesí, La Ribera, 1964) es licenciado en Historia Medieval y doctor en Filologia Catalana por la Universitat de València, donde actualmente es catedrático de Literatura Medieval y Moderna. Ha publicado numerosos estudios literarios y ha impulsado la edición de antiguos textos en valenciano como las obras de Ausiàs March, el Llibre dels feits de Jaume I, la Crònica de Muntaner o Tirant lo Blanc de Joanot Matorell.

Entre sus publicaciones figura Estats Units From Renaissance to renaissance: (Re)creating Valencian Culture (15th-19th), publicado en 2012, y en el ámbito de la literatura de creación es autor de las novelas Dies d’ira (Premi Ciutat d’Alzira, 1991); Els cabells d’Absalom (Premi Ciutat d’Elx, 1994); Espècies perdudes (Premi Andròmina, 1996); Nomdedéu (Premi Ciutat de Gandia, 2001), Naumàquia (2004) y L’abellerol mort (Premi Ciutat de Xàtiva, 2008).

Asimismo, colabora en diferentes medios de comunicación como Levante o Saó, es miembro del Institut Interuniversitari de Filologia Valenciana, que actualmente dirige, y desde 2015 también forma parte de la Reial Acadèmia de Bones Lletres de Barcelona. Escartí fue fundador y director de la revista Scripta de la UV y en la actualidad está al frente de la Revista Valenciana de Filologia de la Diputación de Valencia.

 

 

 

La familia Mojica dona un extenso fondo documental sobre el poeta alicantino al Instituto de Cultura Juan Gil-Albert

El IAC reedita La paz que nos esperaba, una obra considerada como el primer poemario testimonial de la Guerra Civil en Alicante

El Instituto de Cultura Juan Gil-Albert ha reeditado el libro La paz que nos esperaba, de Vicente Mojica, considerado el primer poemario testimonial de la Guerra Civil en Alicante. Asimismo, la familia del escritor ha anunciado la donación de un extenso fondo documental que, a través de 34 volúmenes, recopila recortes de prensa, cartas de intelectuales de la época y material gráfico.

El diputado de Cultura, César Augusto Asencio, ha presentado el acto esta mañana junto a los tres hijos del poeta, Vicente, José Luis y María José Mojica, así como el director del IAC, José Ferrándiz, autor de la introducción. Mojica formó parte de una generación de escritores que surgió en Alicante en la posguerra y desarrolló su máxima actividad a partir de los años cincuenta.

Los primeros mil ejemplares de La paz nos esperaba, editados por la Caja de Ahorros del Sureste en 1966, no tardaron en agotarse. Quince años más tarde, tras la transición democrática, el libro volvió a ver la luz a través de una edición ampliada con seis poemas. En esta obra, dedicada a su hermana pequeña, Mojica (Alicante 1923-1989) recuerda el impacto de la Guerra Civil en su adolescencia con poemas de gran sensibilidad y emoción sobre el trasfondo de la tragedia.

Escritos en plena madurez, los poemas describen imágenes como la partida de trenes con soldados al frente o bombardeos entre los que destaca el poema que dedicó al del 25 de mayo en el Mercado alicantino. La visión de su primer muerto, la pérdida de la niñez y su adolescencia o el deseo de una paz esperada comparecen en una colección de diecinueve poemas.

La paz nos esperaba se presentará en público el próximo 29 de marzo en la Casa Bardín, a las 19:30 horas, con la intervención de María José Mojica, y Xenia Grey, directora del corto de animación El olvido nominado al premio Goya, que leerá el poema dedicado por Mojica al bombardeo del 25 de mayo.

 

 

El recuerdo de Pérez Pizarro protagoniza la nueva sesión del ciclo ‘Arte audiovisual’ del IAC Juan Gil-Albert

La actividad tendrá lugar este miércoles 20 de marzo a las 19:30 horas en la Casa Bardín

La memoria de uno de los más destacados pintores alicantinos de la abstracción, Francisco Pérez Pizarro, centrará la próxima sesión del ciclo ‘Arte audiovisual’ del IAC Juan Gil-Albert que tendrá lugar este miércoles 20 de marzo a las 19:30 horas en la Casa Bardín. La actividad, en la que se proyectará el documental ‘Homenaje a Pérez Pizarro’ filmado en 1979 en súper 8 y de diez minutos de duración, contará además con la intervención de Maribel Pérez, Manuela-Casta Moreno y Fernando Arlandis Pérez-Pizarro, hija, nuera y nieto del artista, respectivamente.

El ciclo ‘Arte audiovisual’ contempla la proyección de una colección de documentales que fueron grabados entre 1979 y 1983 por el Aula de Cine del Amateur del Instituto de Estudios Alicantinos, recientemente recuperados por el IAC Juan Gil-Albert y digitalizados por Filmoteca Valenciana. El proyecto de grabación de estos trabajos lo coordinó el cineasta José Ramón Clemente, que en el caso del documental de Pérez Pizarro intervino como director, cámara y montador, siguiendo un guion de los hermanos Tomás y Manuel Martínez Blasco.

Francisco Pérez Pizarro nació en Barcelona en 1911, pero su familia se trasladó cuando él tenía tres años a Alicante, donde pasó la mayor parte de su vida hasta su fallecimiento en 1964. Estudió Magisterio y se inició en el arte tardíamente como autodidacta en 1944, participando con éxito en muestras provinciales y nacionales.

Formó parte del Grupo Parpalló y de Arte Actual del Mediterráneo, lo que le conectó con el informalismo y la abstracción, convirtiéndolo en una figura destacada de la vida cultural de su época. Tras su muerte, Pérez Pizarro ha sido recordado periódica pero esporádicamente en alguna publicación y diversas muestras, destacando la exposición La voluntad abstracta de Pérez Pizarro, de la que fue comisario Eduardo Lastres, en la Lonja del Pescado de Alicante en 2011, año del centenario de su nacimiento.

El IAC Juan Gil-Albert tampoco ha sido ajeno al recuerdo de su figura y obra, ya que se trata de un artista al que dedicó un Descubre una obra de arte en el Mubag en 2010 sobre su obra La Alberca, con la que obtuvo en 1952 el Premio Nacional de Paisaje de la Diputación de Alicante. Asimismo, fue incluido en la exposición del MUBAG Alicante Moderno, de la que fue comisario Juan Manuel Bonet.