Gabriel Miró se enamoró de Polop y tiene su merecido museo en este municipio de la Marina Baixa, cuyo rincón más singular es la Plaça del Xorros, llamada así por su fuente de 221 caños. Los restos de un viejo castillo musulmán rodeado por rutas y senderos de indudable atractivo, añaden encanto a esta singular localidad situada en un terreno montañoso.

Datos y cifras municipales

 

Toda la información municipal haciendo clik aquí.

Noticias

Imágenes

Pin It on Pinterest