Avda. Estación, nº 6 03005 Alicante – Telf. 965 98 89 00

El MARQ exhibe la apasionante historia de la fundación de los pueblos misioneros situados al norte del actual territorio uruguayo

Jun 30, 20162016, Cultura, Noticias

La muestra está compuesta por más de treinta piezas de madera de temática religiosa realizadas por los indígenas de la zona

El Museo Arqueológico de Alicante pone en valor el rico patrimonio uruguayo a través de una nueva exposición compuesta por más de treinta piezas de madera policromadas de temática religiosa realizadas por los indígenas misioneros en las fundaciones de la Compañía de Jesús, ubicadas al norte del Río Negro.
El vicepresidente y diputado de Cultura y Educación, César Augusto Asencio, ha presentado esta mañana todos los detalles de esta nueva propuesta cultural que permanecerá en la Sala Noble de la Biblioteca del MARQ hasta el próximo mes de enero. El acto ha contado también con la participación del director del Museo de Montevideo, Facundo de Almeida, el director-técnico y el director-gerente del centro alicantino, Manuel Olcina y Josep Albert Cortés, respectivamente, así como el comisario de la muestra Joan Gregori y el director de exposiciones del museo arqueológico, Jorge Soler.
Bajo el título Uruguay en Guaraní. Presencia Indígena Misionera”, la exposición ofrece al público la oportunidad de descubrir la apasionante historia de la fundación de los pueblos misioneros situados al norte del actual territorio uruguayo, donde los Jesuitas realizaron una intensa labor pedagógica durante el siglo XVII, colaborando y protegiendo, en su mayoría, a grupos de agricultores guaraníes. Además, una de las estrategias utilizada por los Jesuitas para facilitar la conversión de los indígenas estuvo ligada a la reproducción masiva de imágenes religiosas.
En este sentido, César Augusto Asencio ha señalado que “la semilla pedagógica sembrada por los Jesuitas generó los llamados indígenas misioneros, un grupo de personas con rasgos físicos de la etnia aborigen y comportamiento occidental que llegaron a conformar un sistema socioeconómico propio. Gracias a su habilidad para tallar madera, consiguieron crear obras arte de enorme belleza y simbolismo, producto del aprendizaje, conocimiento y adiestramiento de artesanos indígenas que copiaban y reproducían de forma masiva técnicas y modelos de la iconografía católica”.
Por su parte, Facundo de Almeida ha explicado que “la muestra, de gran calidad, aborda la importancia que tuvieron los indígenas en la conformación cultural de Uruguay y el impacto que sobre ellos tuvo la presencia colonial española”, ha explicado.
El fin del proyecto jesuítico llegó con la publicación de la Pragmática Sanción del año 1767 por la que el rey Carlos III los expulsaba de todos los dominios de la Corona de España, incluyendo los de Ultramar, y clausuraba sus misiones, entregándoselas a administradores españoles dependientes del gobierno colonial. Los Jesuitas fueron reemplazados por otras órdenes, como los Mercedarios, los Franciscanos y los Benedictinos, quienes continuaron con el plan educador trazado originalmente por la Compañía de Jesús.
La muestra se completa con una selección de materiales arqueológicos procedentes del extinto pueblo de San Francisco de Borja del Yí (1833-1862). A través de estos objetos, de gran valor testimonial y documental, el visitante podrá percibir la incidencia del sistema misionero jesuítico en la vida cotidiana y los procesos sociales que tuvieron lugar en el territorio uruguayo a partir del siglo XVIII.
“Uruguay en Guaraní. Presencia indígena misionera” se inaugurará esta tarde a las 19:00 horas y destaca especialmente por la presencia de elementos adaptados para facilitar el acceso a los contenidos de las personas con discapacidad, como reproducciones de piezas en tres dimensiones o textos en braille. La muestra, que ha sido declarada de Interés Nacional, está realizada en colaboración con el Museo de Arte Precolombino e Indígena de Montevideo, su Fundación, la Intendencia de Montevideo y la Embajada del Uruguay en España.
Se trata de una ocasión única para contemplar una cultura material que, a pesar de proceder del otro lado del océano Atlántico, se encuentra hermanada con nuestras raíces, demostrando así lo íntimamente conectadas que están España y América, dos tierras que han caminado de la mano durante largo tiempo”, ha puntualizado Asencio.
Shares