24/01/2017

El Consorcio Provincial de Bomberos de Alicante ha realizado durante el último temporal de nieve, lluvia y viento registrado en la provincia cerca de 300 actuaciones. Asimismo, cien operarios de las brigadas de carreteras de la Diputación, junto a cerca de 600 efectivos de la Guardia Civil, han trabajado durante los últimos días para mantener despejadas las vías que discurren por la provincia, en las que se han distribuido más de 700 toneladas de sal.

 

         El diputado de Emergencias, Jaume Lloret, y el de Carreteras y Caminos, Juan Molina, acompañados por el subdelegado del Gobierno, Juan Antonio Gómez, han hecho balance esta mañana de las actuaciones realizadas durante la ola de frío -nieve, lluvia y viento- que ha recorrido la provincia esta última semana, especialmente en el interior y norte de la misma, causando en algunos casos importantes desperfectos y, que al parecer, ha provocado la muerte de un vecino de Muro de Alcoy en el río Serpis.

 

         Desde el Gobierno Provincial lamentamos profundamente el fallecimiento de esta persona”, han destacado ambos diputados, quienes han incidido en que “desde la Diputación de Alicante se ha trabajado a través de distintas áreas- el Consorcio Provincial de Bomberos, Carreteras y Medio Ambiente-, y siempre en colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, para intentar paliar los efectos de este temporal y devolver la normalidad lo antes posible a nuestros municipios”. “Se ha hecho un buen trabajo y la respuesta de los distintos dispositivos ha sido satisfactoria”, ha manifestado Lloret.

 

         Con respecto a los servicios realizados por el Consorcio Provincial de Bomberos, que reforzó sus medios en algunas de sus áreas operativas, el diputado de Emergencias ha explicado que en total se han realizado entre el 18 y el 23 de enero cerca de 300 actuaciones relacionadas con el temporal, la mayoría de ellas, en torno a 200, en las comarcas del Alto Vinalopó, las Marinas y l´Alcoià-Comtat.

 

         La atención a vehículos bloqueados por la nieve ha sido la principal incidencia registrada, aunque también se ha actuado ante el desbordamiento de cauces, inundación de vías públicas y viviendas, personas incomunicadas o caída de árboles. Lloret ha explicado que los días 18 y 19 de enero los principales problemas fueron ocasionados por la nieve, mientras que el fin de semana la lluvia y el viento han sido los causantes de la mayoría de las intervenciones. 

 

         En este sentido, ha indicado que la zona del río Algar llegó a recoger el pasado domingo hasta 116,42 metros cúbicos de agua por segundo. “El lado positivo de estas lluvias es que algunos pantanos como los de Guadalest y Beniarrés están al máximo de su capacidad, abriendo incluso sus compuertas, mientras que se espera que el embalse de Amadorio se llene en los próximos días”, ha indicado Lloret. 

 

Carreteras

 

         Por su parte, el Departamento de Carreteras de la Diputación de Alicante también ha volcado todos sus medios para intentar mantener despejadas las carreteras de la red viaria provincial. Al respecto, Juan Molina ha explicado que durante estos últimos cinco días más de 100 operarios de las distintas brigadas han estado trabajando a pleno rendimiento con 5 camiones quitanieves, 37 retroexcavadoras, 3 motoniveladoras y 2 camiones. En algún momento del temporal han llegado a estar cortadas por nieve 26 carreteras de la red dependiente de la Diputación, mientras que en total se han visto afectadas 36. Asimismo, se han distribuido cerca de 100 toneladas de sal tanto en carreteras como en municipios de la provincia con los que se ha estado colaborando en todo momento.

 

         El diputado del área ha explicado que “este temporal de nieve y lluvia se ha producido cuando todavía estábamos trabajando en la rehabilitación de los caminos que resultaron afectados por el episodio de lluvia que registro la provincia a mediados del mes de diciembre y sobre los que ahora habrá que volver a trabajar porque se han vuelto a producir desprendimientos”.

 

         En cuanto al balance realizado por el subdelegado del Gobierno, este ha explicado que durante la situación de emergencia se han empleado por parte del Ministerio de Fomento 14 máquinas quitanieves, 23 retroexcavadoras, 70 trabajadores del Ministerio de Fomento, 600 toneladas de sal y 22.000 litros de salmuera. Asimismo, la Guardia Civil ha contado con 591 efectivos y 282 vehículos. 

 

         Gómez ha indicado que en este episodio se ha atendido y auxiliado a 7.000 personas de las vías afectadas y se han liberado 1.675 vehículos atrapados, entre otros servicios. “La Administración del Estado en la provincia de Alicante ha respondido con todos los medios a su alcance, aplicando los protocolos pre-establecidos, y el resultado es bastante satisfactorio”, ha señalado.

 

Finalmente, Molina ha indicado que actualmente unos 34 municipios de la provincia están trabajando en la valoración de los daños ocasionados por los dos últimos episodios meteorológicos y una vez recabados, en el caso de las localidades más pequeñas con la asistencia técnica de la Diputación, se remitirán a la Subdelegación del Gobierno para optar a la línea de ayudas que el Consejo de Ministros tiene previsto aprobar.         

 

¿Te ha gustado? Compártelo:

Diputación de Alicante . Palacio Provincial. Avda de la Estación, 6. 03005 Alicante. Telf. 965 98 89 00.registro@diputacionalicante.es. P0300000G Todos los derechos reservados.