19/10/2017
El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, ha planteado hoy la necesidad de poner en marcha un Plan Nacional de Infraestructuras de Agua en el que se impliquen todas las administraciones durante la reunión que ha mantenido esta mañana en Los Montesinos con los regantes de la Vega Baja y el Baix Vinalopó para analizar la situación hídrica que vive la provincia.
 
Sánchez ha apelado al consenso para alcanzar un Pacto Nacional del Agua que conlleve el citado Plan Nacional de Infraestructuras del Agua, “un plan en el que, además del Gobierno de España, pongamos nuestro granito de arena las comunidades autónomas, las diputaciones y los ayuntamientos -en este caso a través de la gestión urbanística- porque hacen falta más embalses y mejorar las conexiones entre cuencas. Tenemos que seguir trabajando para llevar agua de donde hay a donde no hay, garantizado la sostenibilidad ambiental”, ha señalado el presidente, quien ha planteado incluso la necesidad de que se implique la iniciativa privada en este plan.
 
         Durante el encuentro, celebrado en la Comunidad de Regantes Riegos de Levante en la Margen Derecha del Río Segura, Sánchez también ha anunciado que la institución provincial colaborará con 30.000 euros, a través de esta entidad, en la celebración en nuestra provincia, del 14 al 18 de mayo, del XIV Congreso Nacional de Comunidades de Regantes en el que se debatirán los temas de mayor actualidad del sector.  
 
Este evento se celebra por primera vez en Alicante y está impulsado por la Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España (FENACORE), dedicada a la defensa de los intereses y derechos del agua. El presidente ha indicado que, además de esta ayuda económica, el Patronato de la Costa Blanca diseñará un programa de actividades turísticas complementario para las más de 1.500 personas que se reunirán en torno a este evento.
 
El presidente, que ha estado acompañado por el diputado de Ciclo Hídrico, Francisco Sáez, y el de Promoción Turística, Eduardo Dolón, así como por numerosos alcaldes de la comarca y representantes de las distintas comunidades de regantes, ha destacado que “cuando hablamos de agua, estamos hablando también de empleo y del bienestar de miles de familias por lo que desde la institución provincial seguiremos dando un apoyo claro a nuestros regantes”.
 
El dirigente provincial se ha comprometido, asimismo, ante la petición del presidente de la Comunidad de Regantes Riegos de Levante Margen Derecha, José Andájuar, a interceder ante el Gobierno para que se atienda al estudio elaborado por el Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura en el que se analizan las soluciones, a corto, medio y largo plazo, para el aporte de recursos complementarios a las zonas abastecidas por el mismo.   
 
 Desde la Diputación de Alicante vamos a estar siempre al lado de los regantes y de los agricultores. Vamos a trabajar para propiciar esa interlocución con el Gobierno de España y vamos a respetar esos espacios de decisión de los partidos que ahora debaten ese Pacto Nacional de Agua”, ha indicado.
 
Asimismo, y dentro del compromiso hídrico de la institución provincial, Sánchez ha recordado la puesta en marcha del Plan Vertebra en el que se contemplan 4 millones de euros para infraestructuras de agua en la provincia.
 
Finalmente, ha  insistido en que los regantes “hacen una labor que va más allá de la contribución económica pues vertebran el territorio, crean empleo y cuidan nuestros campos, muy especialmente en el sur de nuestra provincia que es la huerta de Europa” y ha añadido que “si creemos que el cambio climático será uno de los principales problemas de la sociedad en los próximos años, tenemos que trabajar todos juntos por la supervivencia de nuestro campo”.
 
Por su parte, Andújar ha defendido el estudio que se ha elaborado y el respeto al medio ambiente que se recoge en las distintas soluciones planteadas. “Nunca podremos llegar a un acuerdo si no contemplamos la necesidad del que cede, por tanto, el estudio contempla respeto al medio ambiente. Nuestra petición es que el agua que acaba en el mar y no se necesita se redistribuya por España y que el país tenga unas obras hidráulicas que completen la posibilidad de que nosotros, la parte seca de España, no tengamos que pasar por esa situación. Ese esfuerzo de colaboración es el que pedimos al presidente”.
 
En este sentido, ha indicado que en España se vierten 45.000 hectómetros cúbicos de agua al mar, mientras que el sureste español apenas necesita 1.200 hm3 y ha recordado que “si no hay agua en la cabecera del Segura no se puede utilizar el agua de las desalinizadoras por la concentración de boro”. 

¿Te ha gustado? Compártelo:

Diputación de Alicante . Palacio Provincial. Avda de la Estación, 6. 03005 Alicante. Telf. 965 98 89 00.registro@diputacionalicante.es. P0300000G Todos los derechos reservados.