Casa Bardín

                El derribo de las murallas y la planificación del ensanche de la ciudad a finales del siglo XIX, propició que la burguesía alicantina se trasladara a la zona de la Explanada y la calle San Fernando. Corría el año 1900 cuando Teófilo Renato Bardín Delille encargó el proyecto de esta pequeña “mansión” para residencia familiar al arquitecto Enrique Sánchez Sedeño y las obras concluyeron un año más tarde, fecha que puede verse junto a las siglas F.B.R. en el dintel de la puerta principal. La casa constaba de dos plantas, un entresuelo con dos viviendas, una a cada lado de la puerta principal; una planta alta, denominada “principal”, donde se hallaba la residencia del propietario; y un pequeño “castillete estudio” en la azotea al que se accedía por una escalera de caracol.

 

            Según documentos registrales, la propiedad del inmueble pasó en 1940 a Renato Bardín Mas, y de este a sus dos hijos, René-Albert y Dolores Bardín García, en 1985. En 2001 la Diputación de Alicante adquirió la propiedad para más tarde establecer ahí la sede del Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert. El arquitecto Rafael Pérez Jiménez dirigió la restauración y adecuación del edificio, en un principio contando únicamente con unas fotocopias que reproducían las plantas baja, primera y segunda de la casa y pertenecían a un proyecto de reforma firmado por el arquitecto Miguel López en 1944. Luego, gracias a la colaboración de María Jesús Paternina y la amabilidad de Amelia Bono, tuvieron acceso a la “casita de muñecas”, propiedad de esta última y fiel reflejo de la Casa Bardín tanto exterior como interiormente.

 

            Las obras comenzaron en 2006 y al proceder a las demoliciones del interior, para sorpresa de todos,  se encontraron en una caja los planos originales que Sánchez Sedeño proyectó en 1900. Este hallazgo permitió cerrar la línea documental del proyecto y confirmó la fidelidad de la “casita de muñecas” que, casualmente y de nuevo gracias a la generosidad de la familia Bono Guardiola, regresó al edificio en diciembre de 2013 para formar parte de la exposición Joguets.

 

            Tras los trabajos de restauración, y ya como sede del Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert, el edificio cuenta con cuatro alturas. En la planta baja, utilizada como sala de exposiciones junto a la entreplanta, se halla la zona de atención al público y venta de publicaciones, una sala multiusos, la fonoteca  Manuel Gomis Gavilán y zonas de servicio e instalaciones. Las otras dos plantas las ocupa personal administrativo y de gestión, con salas de reunión, despachos, biblioteca, hemeroteca, sala de lectura y zona de servicios. En la segunda planta hay dos terrazas utilizadas sobre todo en temporada estival para conciertos, representaciones o actos de presentación.​​​

IAC GIL-ALBERT: Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert. Casa Bardín. Calle San Fernando, 44, 03001 Alicante. 965 12 12 14