Avda. Estación, nº 6 03005 Alicante – Telf. 965 98 89 00

El XVII Congreso de Violencia contra la Mujer pone el acento en su segunda jornada en el colectivo LGTBIQ+

Nov 7, 20192019, Igualdad, Noticias, Portada

Cerca de mil personas han asistido este año a un evento que se ha convertido en un referente nacional en la lucha contra esta lacra social

La violencia de género en el colectivo LGTBIQ+ y el papel de la ficción y la cultura visual en la socialización y la creación de roles han sido los temas que han centrado hoy la segunda jornada del Congreso sobre Violencia contra la Mujer que organiza la Diputación de Alicante y que ha reunido durante dos días a cerca de un millar de asistentes en el ADDA.

Tras una mesa de Experiencias, en las que se ha puesto de manifiesto, entre otras cuestiones, que el 90% de las mujeres que ejercen la prostitución son víctimas de trata, se ha abierto un espacio de debate sobre la violencia de género y el colectivo LGTBIQ+, una cuestión que, según han lamentado los expertos, no está suficientemente abordada y requiere de mejores protocolos de actuación.  

Silvia Giménez, codirectora del Observatorio para el Análisis y Visibilidad de la Exclusión Social de la Universidad Rey Juan Carlos, ha expuesto algunos de los resultados de un estudio sociológico de personas LGTBI sin hogar en la Comunidad de Madrid, “un perfil emergente”, según ha destacado la experta. El análisis, realizado sobre una muestra de 205 personas, pone de manifiesto que el 74% de las personas LGTBIQ+ sin hogar encuestadas ha sufrido agresiones de odio y discriminación por su condición sexual y que esta era la primera causa de pérdida de vivienda.

Por su parte, el profesor José Gabriel Rodríguez, ha indicado que la dependencia emocional “es un buen predictor de la violencia” y que “las mujeres bisexuales y lesbianas son más propensas a ser víctimas de violencia sexual en la pareja, seguida de mujeres heterosexuales, hombres bisexuales, gays y, por último, hombres heterosexuales”, según un estudio sobre dependencia emocional y resolución de conflictos.

Finalmente, el trabajador social Carlos García ha indicado que “aunque se parezcan, la violencia de género y la intragénero son diferentes, por lo que es necesaria una ley que luche contra la LGTBIfobia”. “El colectivo LGTBI debe tener su propia legislación para que se garanticen sus derechos”, ha insistido el experto.

Finalmente, la artista visual, socióloga y activista Yolanda Domínguez ha expuesto en su conferencia de clausura, centrada en la cultura visual, como la ficción y las imágenes contribuyen “desde nuestra la infancia a trasmitir ideas y valores respecto a los hombres y las mujeres proyectando la imagen de debilidad y fragilidad en el caso de las primeras y de fortaleza, violencia o agresividad en el caso de ellos”, apoyándose para ilustrarlo en viñetas de cuentos y dibujos televisivos como Caperucita Roja, La Ratita Presumida, Willy Fog o Campeones

         “Los dibujos animados muestras figuras masculinas valoradas por lo que hacen, como el Inspector Gatget o Popeye el Marino, mientras que las femeninas asumen el rol de niñas vulnerables y dependientes”, ha indicado Domínguez, quien ha añadido, en este sentido, que las “imágenes son mapas visuales, representaciones de la realidad que nos ayudan a saber dónde estamos y por qué calles podemos transitar a lo largo de nuestra vida.

La artista visual, quien ha insistido en que “las imágenes tienen el poder de normalizar aquello que representan y a estigmatizar aquello que no representan”, ha puesto también el acento en el papel que juegan las imágenes, especialmente en el mundo de la moda, para transmitir escenas de violencia de género.  

 

 

 

 

 

Shares